Skip to content

Otros azules

Si uno decide dar la espalda a las “Torres de Serranos”, una de las dos puertas que quedan en pie de las 12 que daban acceso a la antigua “Valentia”, el puente del mismo nombre, “Serranos”, invita a cruzar por encima el maravilloso “Jardín del Turia” que rodea parte de la ciudad, si, el viejo rio de la ciudad es hoy un enorme jardín. Pero la mirada rápidamente va más allá, para descubrir una preciosa cúpula de azul rutilante que guarda los pequeños secretos del “Museo de Bellas Artes de Valencia”, San Pio V para los valencianos que llevamos tiempo en la ciudad.

Por sus colecciones se considera la segunda pinacoteca de España; tablas policromadas góticas, un auto retrato de Velázquez… y rápidamente, más de cincuenta obras del pintor de la luz;” Sorolla”… y más lentamente los tenebristas, con algún “Greco”, algún “Ribera”…

Toda vía nos aguarda una gran sorpresa en su interior; “El claustro del palacio del “Embajador Vich”, Barón de Llaurí … El palacio fue derruido como tantos otros de la ciudad, pero sus columnas y medallones de un intenso mármol blanco fueron guardados y con ellos, en el año 2007 se reconstruyó dentro del propio museo el maravilloso claustro renacentista que hoy podemos disfrutar, pequeña joya, objeto “a” incrustado, como queráis llamarlo, lo que es seguro que él os llamará a vosotros para que depongáis la mirada.

Comparte / Imprime este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Print this page
Print
Email this to someone
email
Scroll To Top